¿Qué es la adicción patológica al juego en línea?

Si bien una casa de apostas online (casa de apuestas online) puede ser una solución efectiva para muchas personas que buscan entretenerse y ganar al de dinero desde sus casas, representa un gran problema para unos pocos.

El juego es una actividad lúdica que incluye:

  • La posibilidad de obtener un premio.
  • La aleatoriedad de la victoria.
  • Participación en el juego con el uso de dinero u otros valores.

Son numerosos los factores que hacen que el juego sea tan buscado y popular: la esperanza de un ingreso fácil, de cambiar su vida, de la redención social, pero sobre todo las emociones fuertes (ligadas al riesgo), que muchas personas perciben como particularmente agradables y estimulantes.

Si para la mayoría de las personas el juego sigue siendo una actividad lúdica sin grandes consecuencias negativas, para un cierto porcentaje de personas (alrededor del 5 – 15%), el juego se convierte en un problema y puede terminar siendo un fenómeno compulsivo. Finalmente, para aproximadamente el 2-3% de la población, el juego se convierte en una enfermedad real.

Cuando esto ocurre, el individuo experimenta:

  • Un impulso imparable de seguir repitiendo el comportamiento del juego (no necesariamente todos los días y a todas horas, pero cuando juega nunca logra detenerse en el momento adecuado).
  • La necesidad de jugar cada vez más (más veces que antes, más tiempo que antes, con apuestas cada vez más arriesgadas).
  • La dificultad para poder abstenerse de jugar cuando quiere (durante un tiempo puede tener éxito, pero posteriormente, después de unos días o semanas tiende a volver a caer en la espiral compulsiva).

El juego patológico (o trastorno del juego) es, por tanto, una verdadera adicción conductual,completamente y en todo similar a otras formas de adicción patológica, incluido el alcohol y las drogas, más allá de las diferentes consecuencias sintomáticas.

Causas

Las adicciones, incluidas las adicciones al juego, son enfermedades multifactoriales, que implican la presencia de diferentes y numerosos factores contribuyentes:

  • De naturaleza biológica: predisposición genética.
  • De naturaleza psicológica: características específicas de carácter, impulsividad, dificultad para comprender o manejar las propias emociones.
  • De carácter socioambiental: Difusión y promoción social del juego.

El juego tiene muchas similitudes con los efectos de las drogas, ya que es capaz de:

  • Ser un estimulante fuerte y emocionante.
  • Permitir que las personas se desconecten de la realidad, con la ilusión de poder cambiar de vida, poder controlar el resultado de las apuestas y poder crear su propio personaje ganador.
  • Sensación de ser fuerte y omnipotente.

Síntomas

Los síntomas relacionados con el desarrollo de una adicción al juego son los siguientes:

  • Apostar con cantidades de dinero cada vez más grandes o con mayor frecuencia.
  • La sensación de tener que seguir jugando para compensar las pérdidas.
  • La necesidad de mentir para seguir jugando.
  • Ocupar la mayor parte de la vida diaria con juegos de azar o con pensamientos sobre juegos de azar, deudas u otras consecuencias que se deriven de ellos.
  • La reducción o pérdida de interés en otras actividades o en las relaciones sociales y emocionales.
  • La dificultad o incapacidad para controlar la cantidad y frecuencia de la actividad de juego.

Diagnóstico

Si hay signos de reducción o pérdida de la capacidad para controlar la actividad de juego o si recibe críticas frecuentes de familiares o amigos sobre su forma de jugar, entonces puede ser útil pedir el consejo de un psiquiatra especializado en el tratamiento de las adicciones al juego.

La entrevista clínica permitirá al médico aclarar el alcance y la naturaleza del problema relacionado con el juego y asesorar a la persona y a la familia sobre el mejor camino de recuperación.

También existen cuestionarios autoadministrados, que pueden ayudar a quienes los necesitan a orientarse mejor sobre la naturaleza problemática de su comportamiento.

Uno de ellos es la Prueba de Evaluación del Juego Patológico:

  • Cuando juega, ¿vuelve a jugar otra vez para recuperar el dinero perdido?
  • ¿Alguna vez ha afirmado haber ganado dinero jugando cuando en realidad perdió?
  • ¿Cree que tiene (o ha tenido) problemas con el juego?
  • ¿Alguna vez ha jugado más de lo que quería?
  • ¿Alguna vez ha sido criticado por apostar?
  • ¿Alguna vez se ha sentido culpable por la forma en que juega o por lo que sucede cuando juega?
  • ¿Alguna vez ha sentido que quiere dejar de jugar pero no puede hacerlo?
  • ¿Alguna vez ha ocultado recibos de apuestas, billetes de lotería, dinero destinado para el juego o cualquier otra cosa relacionada con el juego con su cónyuge, hijos u otras personas importantes en su vida?

Si respondió «no» a todas las preguntas, no tiene ningún problema con el juego. Si respondió «sí» de una a cuatro preguntas, es posible que tenga algunos problemas con el juego. Si respondió «sí» a al menos cinco preguntas, el diagnóstico de juego patológico es muy probable.

Deja una respuesta